La Comunicación – PARTE II ¿Escuchas?

El problema más profundo en una comunicación para mí es el que la gente no escucha. Escuchar como ya sabrás, es mucho más que oír, es comprender lo que te quieren transmitir. Considero que es un problema más complicado al de no hablar por algo muy importante, si tu no escuchas, la gente deja de hablar.

Hazte estas preguntas, pero toma un tiempo para reflexionar en ellas, no solo leas esto, haz una pausa y reflexiona, es algo que puede cambiar la dinámica con la que te relacionas con la gente, tu familia y amigos de una forma trascendental, si detectas que tienes alguno de estos problemas.

¿Cuándo alguien te critica o te señala algo negativo o a mejorar, tu reacción es: defenderte inmediatamente, te exaltas, respondes con irá o molesto(a), desacreditas automáticamente los comentarios?

¿Los demás suelen no tener la razón, aún cuando realmente no das argumentos para sustentar tu posición, solamente que tú eres el(la) que sabes? Aquí pueden haber pensamientos como: Si tú tienes X años de experiencia, siempre se ha hecho así, que sabe este niño(a), tú eres el que manda, etcétera.

¿Realmente aceptas sugerencias o comentarios? ¿O te molesta que te señalen lo que debes corregir o mejorar?

¿Reflexionaste? Tómate un minuto o dos, piensa bien en las respuestas a las preguntas y puedes continuar.

Como lo dije en el mensaje anterior, esto es tan amplio que podría escribir un libro para tratar los temas realmente a profundidad, pero hoy te quiero dejar con dos consejos para que puedas escuchar más y mejor.

Te doy el primer consejo: “Cállate”. Se que lo has de sentir golpeado, y lo es, pero debes entender algo, no podes escuchar si estás hablando. ¿Quieres escuchar más? ¿Quieres mejorar en esta área? Entonces cállate, y empieza a oír a las personas.

Ahora que estás oyendo, ya podrás empezar a escuchar.

El segundo consejo es un poco más complejo de explicar y más difícil de realizar, pero más porque debes disciplinarte y abrir tu mente, y sobre todo será complejo si tienes que pelear y vencer el hábito de no escuchar.

La esencia es sencilla: Se humilde, entiende que no eres omnisciente, que puedes aprender de los demás; Ten la buena voluntad de intentar ser mejor cada día, esto hará que recibas las críticas con gratitud de corazón y no con malestar, porque si te abren los ojos, te dan la oportunidad a mejorar. Si la gente realmente está equivocada, explícales porqué, así verán que no es que le hablan a una pared, sino que realmente tu tienes tus argumentos para pensar diferente.

Google realizo un estudio a lo interno de su empresa, al proyecto lo llamaron Oxygen (creo que toda persona que sea líder, este en una posición de jerarquía o haga funciones de RR.HH., debería leer este caso), puedes googlearlo. En el estudio, Google quería entender un problema: ¿Porqué equipos de personas élite tenían un desempeño más pobre que grupos de personas “normales”?

La conclusión es impactante: “personas inteligentes, no hacen grupos inteligentes”. En otro mensaje voy a ampliar esto, porque es muy importante para trabajar en equipo, pero básicamente la razón No. 1 que crea esto es la pérdida de la confianza.

Y adivina, ¿Porqué se pierde la confianza en los grupos? Cuando las personas consideran que no son escuchados. Y, ¿qué hace una persona que no se siente escuchada? Deja de hablar.

Por eso el desempeño de personas con experiencia, conocimiento y/o habilidades “normales” solía ser a veces mejor o muy superior, porque ellos sabían que para poder salir adelante con sus proyectos necesitan el uno del otro, y por lo tanto se escuchaban entre ellos, tomaban lo bueno que cada quien podía aportar e iban avanzando.

Así, que te pregunto: ¿La gente te expresa lo que siente y piensa? ¿Tus hijos te platican y son abiertos contigo? ¿Tu pareja te dice lo que le molesta? Si no lo hacen, tal vez han perdido la confianza en ti, porque no los escuchas.

Somos seres que viven y nos desenvolvemos en sociedad, necesitamos el uno del otro, empieza a escuchar a los que te rodean, puedes tomar muchas cosas buenas de ellos, cosas que te podrán hacer mejor, podrán ayudarte a corregir tus problemas, podrán ayudarte a salir adelante, así como ellos también pueden apoyarse en ti para avanzar también.

Espero me hayas escuchado y te ayude a crecer en tu vida. Y yo también te quiero escuchar a ti, y se que tienes algo que puede sumar a todos los que leen el Blog, así que créeme que tus comentarios serán más que bienvenidos y le pueden hacer mucho bien a los que te leamos.

Nos vemos pronto.

11 comentarios de “La Comunicación – PARTE II ¿Escuchas?”

    1. Hola Vinicio, y ¿qué sientes que ha cambiado en tu vida a partir de que leíste este mensaje? Tú respuesta se puede ayudarle a mucha gente que te pueda leer.

  1. Interesante el tema y más aún la forma en que lo desarrollaste, tanto que espero con ansias la siguiente publicación….

    1. Espero no me dejes de leer, estaré publicando semanalmente. Espero poder seguir sumando en tu vida y en todos los que me compartas.

  2. Si ayudas Omar. Dios te dio dos oídos y una boca para escuchar más y hablar menos. El primer libro en mi vida fue 7 habits of highly effective teens where Sean covey, son of Stephen covey talks about “seeking first to understand than to be understood.”
    It’s an evergreen book. ???????

    1. Gracias Ashok, me llena el saber que ayudo y puedo aportar semilla en la vida de la gente. Mi única intención es poder sumar en quienes me leen y que todos crezcamos juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.