Gente inteligente no hace a un Equipo inteligente

Un equipo inteligente no va a ser aquel que integra a un grupo de personas competentes.  Tú puedes poner en un salón a 10 personas inteligentes y esto no te asegura que puedan solventar problemas de una forma más inteligente.  Un equipo es una persona diferente.  Tendrá nombre y apellido, es independiente a quienes la integran y lo que pueda lograr no está determinado por sus integrantes de forma individual.

Casi todas las personas de niños tuvimos la oportunidad de ver alguna caricatura de superhéroes que manejaban robots que cuando los problemas eran muy grandes se unían en una sola máquina para hacer un súper robot.  Depende de tu edad puede que hayas visto Voltron o Power Rangers y si eres muy grande para haber visto esto de niño, las habrás visto por tus hijos o sobrinos (si fue con tus nietos, no importa, no digas nada), así que no te sientas mal.  Si recuerdas, solían ser 5 robots, que se podían unir en un solo súper robot cuando las cosas se complicaban.

A mí particularmente me encantaba Voltron (el león azul era mi favorito), pero es un buen ejemplo para que entiendas como funciona un equipo.  Primero: Unidos como uno solo eran más fuertes que juntos de forma individual.  Segundo: Quien era el brazo o la pierna o la cabeza, ya no era un león más (o dinosaurio si piensas en los Power Rangers), era parte de un cuerpo nuevo y sus funciones y su papel eran otros, ya no podía pelear solo, ahora le tocaba cumplir una función específica en el cuerpo, para que pudieran salir victoriosos.

Así funcionan todos los equipos, ya no eres más tú o tus compañeros, las individualidades ya no cuentan.  Son alguien nuevo, y todos van a tener un papel específico que cumplir.  Las orejas no deben pretender ser ojos, porque entonces ¿quién escucha?  La ojos no deben querer ser boca, porque entonces ¿quién verá?

COMO TRABAJA UN EQUIPO IMPORTA MÁS QUE QUIENES LO INTEGRAN

Esto lo vemos muy seguido en los deportes.  Hay equipos que se consideran pequeños, que sobrepasan y ganan a equipos que se consideran de súper estrellas.  Un ejemplo de cómo trabaja mal un equipo es la Argentina de Messi en el fútbol.  No han logrado ganar nada en ninguna competición, siendo uno de los equipos más caros siempre (si tomamos en cuenta el valor individual de cada jugador).  Un ejemplo positivo en el deporte siempre, son los equipos donde ha estado LeBron James en la NBA (basketball), generalmente ha estado en equipos aparentemente malos, pero que siempre han llegado a la final de dicha competencia.

Y es que para que sea un equipo inteligente importa más como trabaja el equipo que quien está dentro de él.  Las normas adecuadas pueden sacar a la luz la inteligencia colectiva de gente “mediocre“.  Las malas normas pueden hacer tambalear a un grupo conformado por personas que en lo individual sean todas excepcionales.

Esto fue comprobado por Google en un proyecto que duró más de 2 años y se llamo “Proyecto Aristóteles”.  Este proyecto lo realizaron a lo interno de la compañía, porque querían entender como era posible que grupos de superestrellas tenían rendimientos de equipo peores que gente “promedio”.  Y lo que descubrieron fue excepcional.

Se dieron cuenta que todos piensan siempre que necesitan súper estrellas para poder sobresalir, pero que esto no era así.  Que se podía tomar a gente con rendimientos promedio, que si se les enseñaba a interactuar de la forma correcta, podrían hacer cosas que ningún súper estrella podría nunca alcanzar.

Además, rompieron con muchos mitos más, tales como: Un equipo de ventas debe funcionar diferente a un equipo de ingenieros, o que los mejores equipos tienen que poder encontrar siempre un consenso sobre todo, o que los equipos de alto rendimiento necesitan un alto volumen de trabajo para mantenerse comprometidos, incluso se dieron cuenta que un equipo ni siquiera debía porque estar ubicado en un mismo lugar físico.

LA CONFIANZA LO ES TODO

Lo más importante para hacer un equipo inteligente y de alto rendimiento es que cada uno de sus integrantes sientan que tienen voz y que existe sensibilidad grupal, esto quiere decir, que todos se preocupan del bienestar de cada uno de los integrantes del grupo.

  • Los equipos necesitan creer que su trabajo es importante.
  • Los equipos necesitan sentir que su trabajo es personalmente valioso.
  • Los equipos necesitan tener metas claras y roles bien definidos.
  • Los miembros de un equipo necesitan saber que ellos dependen los unos de los otros.
  • Pero, más importante que todo, los equipos necesitan sentirse seguros psicológicamente.

¿Cómo puedes generar confianza en un equipo? Un consejo que te puede resultar muy valioso es que nunca termines una reunión hasta que todos los miembros del equipo hayan hablado al menos una vez.

El éxito para lograr un equipo inteligente va a estar dado cuando todos sientan que pueden hablar y que todos los miembros se muestren sensibles a como cada uno de ellos se siente.

Si lees todo lo anterior y reflexionas en ello te darás cuenta que todo está dirigido a una sola cosa: CONFIANZA.  En un equipo debe haber confianza, confianza de poder hablar, confianza de que seré escuchado (aún y no se pueda poner en práctica lo que digo), confianza en que me cuidan, confianza en que lo que hago importa, confianza en que somos más que trabajadores, en que somos una familia, en que somos amigos verdaderos.

EN UN EQUIPO NO SE SUMA, SE MULTIPLICA O INCLUSO SE POTENCIA.

Los resultados de un equipo  van a ser siempre muy diferentes a la suma de los resultados individuales que cada una de las personas que integran el equipo puedan lograr.

La buena noticia es que un equipo puede lograr y potenciar mucho más de lo que resulta de la suma de todas las partes.  Velo de esta manera, no es una suma, es una multiplicación o potenciación.

¿Qué es lo más importante para lograr que la multiplicación sea positiva y no negativa? El compromiso que generas una vez hayas logrado la confianza.

El compromiso a entender que todos jugamos un papel único en el equipo y que está en nosotros el desempeñarlo de la mejor manera posible.  El compromiso a saber que otros miembros dependen de nosotros y que nuestros actos tienen consecuencias que afectan a los demás y que todo se multiplica o potencia.  A saber que lo positivo se magnifica y lo negativo también.

No importa qué papel nos toque jugar, el papel más pequeño y aún el que no se vea, afecta a todos en tu equipo.

El equipo tiene vida propia.  Gente competente no hace equipos competentes, pero gente comprometida hace un equipo inteligente, por lo tanto, competente y por lo tanto exitoso.  Te debes comprometer con tu equipo y con tu papel.

Cuando en un equipo se vive el compromiso, es un equipo imparable, no importa si alguien tropieza, siempre está quien lo cubre, quien lo levanta, quien le ayuda a que vuelva a su camino.  Todos trabajan por una meta en común, todos tienen un solo objetivo, su energía se funde y empiezan a generar resultados impensables para cualquier miembro de forma individual.  Crean sinergia y empiezan a generar bienestar para todos.

No todos somos excepcionales, pero no necesitamos serlo para alcanzar objetivos y metas excepcionales, solo necesitamos un equipo.

Todos tenemos un equipo, hasta los que creen que están solos, siempre hay un equipo contigo.  Analiza que de lo que plantee no tienen como equipo, empiecen a fomentarlo, su vida puede cambiar radicalmente.  Si eres un líder que ha logrado tener un buen equipo a tu cargo, ¿te has encargado de transmitir estos secretos a tu equipo, para que ellos a su vez puedan formar equipos excepcionales?

¡Nos espera un buen futuro si aprendemos a trabajar en equipo!Nos leemos pronto…

Omar

11 comentarios de “Gente inteligente no hace a un Equipo inteligente”

  1. Ahora he estado practicando fútbol americano, y me he dado cuenta de la importancia que es tener un buen líder y que todos confíen en el y al que tienen al lado.
    Las jugadas están hechas con un rol especial para los 11 jugadores, si un jugador no hace lo que debe hacer, toda la jugada fracasa y no se logra el verdadero objetivo de la jugada.
    También he aprendido que si no confías con el que esta a la par tuya, tú también estarás inseguro y no cumplirás tu rol por preocuparte que el otro lo haga bien, el QB no debe preocuparse por el trabajo de línea ofensiva, el debe confiar al 100% en que ellos lo protegerán para el concentrarse en el trabajo que debe hacer.
    Creo que es uno de los deportes donde más se practica el trabajo en equipo, y que más se puede aplicar en la vida, todo lo que mencionas es todo lo que se vive y algo que no se puede evadir, ya sea en una relació, el trabajo, deporte, en donde sea, la confianza es la base para que algo tenga una perfecta química y todo camine como debe ser para obtener resultados aún mejores que los esperados.

  2. El trabajo en equipos es importante, porque al desempeñar cada uno un rol, se enfoca más en lo que tiene que hacerse, todo sale mejor y se logra la meta.

  3. Me fascinó esta parte, me encanta y, una vez leí que la diferencia entre equipo( grupode personas individuales que trabajan sobre una meta), mientras que equipo cada persona juega un papel diferente e importante que uniéndose en equipo logran alcanzar un objetivo.

  4. En un equipo debemos estar claros y tener siempre como vision de q todos somos para uno y uno para todos y de mision que la meta a cumplir es un logro o un fracaso tambien para todos.

  5. Es básico saber que todos somos importantes, y el líder hacer saber a los demás lo importantes que son. Ninguno es igual al otro, todos tienen su función, y nadie puede decir que es menos que otro, sólo diferentes. Me pareció muy interesante que siempre queremos tener estrellas en nuestros equipos, sin tomar en cuenta que si todos trabajamos bien haremos del equipo una estrella. Muy bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *