Que nadie te quite tu felicidad. Es tu decisión entregarla o no.

Tu felicidad es de las cosas más importantes que puedes tener en tu vida.  Tu felicidad no está ligada a que tienes, ni a quienes te rodean.  Tú simplemente la tienes adentro.  No la puedes comprar, no te la pueden quitar, solamente eres tú quien puede decidir vivirla o entregarla.

Nuestro cuerpo está tan perfectamente diseñado que lo único que necesitas para poderte sentir mejor es reír un poco y no lo digo solo como un decir.  El cuerpo literalmente libera sustancias químicas cuando estás feliz, con las que te beneficias físicamente.

Cuando te ríes, tu cerebro libera endorfinas. Para no explicarlo muy técnico, las endorfinas son la hórmona de la felicidad.  También liberas un neurotransmisor cerebral llamado dopamina, que está muy relacionado con tu estado de bienestar psicológico. Al mismo tiempo, cuando te ríes de verdad, disminuyen tus niveles de cortisol que es una hormona conocida como la “hormona del estrés”.

Tienes que entender que nada te puede quitar tu felicidad, eres tú quien decide si se la entrega a esas personas que la tomaron en contra tuya, a quienes les debes, a quienes te han querido hacer o hicieron daño, a los problemas que afrontas, o a cualquier otra cosa que este intentando robar tu felicidad.

Cada mañana tú tienes razones suficientes para ser feliz.  Estás respirando, estás vivo.  Cada nuevo día tienes una oportunidad más.  Dios puso una medicina gratuita y eterna en ti.  No importa si tienes o no dinero, ni el tamaño de tus problemas, siempre puedes echar mano de ella.  Tu felicidad.  No la menosprecies, no la dejes de usar.  Por más oprimido que estés, tú puedes tomar la decisión de ser feliz.

Empieza tu día agradeciendo y se que tienes mucho porque agradecer.  Empieza por la cama donde dormiste y el techo que te cubrió. No menosprecies que pudiste abrir los ojos y apreciar con ellos todo lo queDios preparo para ti en este día, porque dejame decirte algo, hoy no se va a volver a repetir, ni nunca existió otro igual. Ve mi mensaje Sé agradecido y tu vida mejorará inmediatamente.

TU FELICIDAD TE SANA Y TE DA FUERZAS PARA SEGUIR ADELANTE

No te estoy hablando de cuentos de hadas, es una realidad probada cientificamente.  Hace ya más de 20 años, con mi familia sufrimos un accidente muy serio.  Un hermano mío falleció, y yo era el segundo más grave.  Yo me enteré de su fallecimiento casi un mes después de que el murió.

Yo estaba consciente desde un par de días después del accidente, pero los doctores en el hospital le prohibieron a mis papás darme la noticia.  Temían que si me deprimía yo también podía perder la vida.  ¿Ves lo importante que es tu estado de ánimo? Tu felicidad te puede salvar la vida y tu tristeza te la puede llegar a quitar.

Yo, sin entender nada de esto, sabía que estabamos en una situación muy díficil.  Sabía que mis papás iban a sufrir por verme como estaba. Yo podía tomar la decisión de comparecerme a mi mismo y vivir de la lástima de los demás, o poner buena cara y decirles a todos, tienen una razón menos de porque preocuparse, YO, estoy bien.

Y me asegure de darles el mensaje a mis papás, aunque no estoy seguro si es algo que ya lograron perdonarme.  Luego de una cirugía, se me ocurrió jugarles una broma.  Yo pensé, ¿qué dirán si cuando vienen a verme, hago como que no los reconozco?, van a pensar que perdí la memoria en la cirugía, y cuando les haga ver la broma todos nos vamos a reír.  Fui el único que reí, pero al menos se dieron cuenta que tenía un buen espíritu. 

Nunca renuncies a tu felicidad.  Recuerda, la felicidad te levanta, pero la tristeza te un de y te enferma. No dejes que los problemas te roben tu felicidad, no renuncies a ella.  Es tu decisión entregarla o vivirla.  Ríe, goza, se feliz.  Créeme que tienes muchas más razones para vivir feliz, que para estresarte y entristecerte. 

APRENDAMOS A SER COMO NIÑOS

Creo que debemos aprender a ser más como niños.  Hace poco reflexionaba en mis hijos, me enseñan tanto, los miraba y me percate que a ellos todos los problemas que uno tiene de adulto les son irrelevantes, pero no porque sean niños y no hayan madurado, sino porque no están contaminados.

¿Crees que a ellos les importa o les angustia si vamos a vivir en una casa más grande? ¿o envidias? ¿o si alguien hablo mal de ellos?Literalmente todo les resbala.  Ellos tienen dos metas en la vida, reír y jugar.

Y mi hijo me recordó hace poco lo que realmente importa en la vida.  Estábamos hablando acerca de su cumpleaños, y le preguntamos con mi esposa: “hijo, ¿qué quieres hacer para tu cumpleaños?” Realmente creo que ambos esperábamos una respuesta, como: “Quiero almorzar pizza, y que vayamos a jugar a este lugar, o que podamos ir a tal otro y que podamos hacer A o B”, pero su respuesta nos dejo mudos.  Simplemente fue: “quiero estar con ustedes”.

Y nosotros insistimos, pero ¿quieres ir a tal lugar de juegos? O ¿qué tal comer tu comida favorita? Podríamos hacer esto y esto y esto.  Él nuevamente: “está bien, sí, vamos, pero quiero estar con ustedes”. Él no necesita más para ser feliz, solamente compartir con las personas que ama.

¿Haz observado a un bebé? Es feliz solamente con verlos rostros que ama, ríe a carcajadas con solo hacerle muecas.  ¿Tú también aumentas tu felicidad con solo ver a las persona que amas? ¿O las cosas pasajeras de está vida te roban eso también?

Se como un niño. Ríe, juega, alégrate de estar con las personas que amas.  Goza tu comida, disfruta a los tuyos, disfruta lo que tienes, no importa que tan poco o mucho sea, ¡pero disfrútalo hoy!  Mañana nadie lo tiene seguro.

¡Nos leemos pronto!

Omar

16 comentarios de “Que nadie te quite tu felicidad. Es tu decisión entregarla o no.”

  1. Hola Omar…..muy buen articulo…..la vida muchas veces se torna compleja……hace un año y medio terminé una relación en la que estabamos pasando un mal tiempo al final de ésta, basicamente por mi culpa al alejarme de mi chica, la cosa es que ella estuvo con otra persona (no en una relación ni nada sentimental)……una infidelidad de una noche por despecho supongo……la cosa es que quedó embarazada de esa infidelidad………la acompañé durante el embarazoy tiempo después del nacimiento…..no como pareja pero si como amigo….en la.misma casa hasta que terminamos y me fui……..meses después….ironías de la vida…..dejé embarazada a una amiga con la cual nos veiamos cada cierto tiempo para salir de fiesta y tener sexo……el bebé ya tiene casi e meses….el tema es que nunca he dejado de estar enamorado de mi anterior pareja…..cuando me alejo de ella me deprimo mucho…..perdoné su infidelidad…..y solo pienso en ella……y ella también me ha dicho que quiere regresar conmigo…..pese a todo lo adverso de la situación……debo tomar una decisión de dejarlo todo por ella….mi actual relación con la madre de mi hijo…..la distancia que significará con mi hijo y familia…etc…etc…..o asumir la pérdida de la anterior relación…pero cuando estoy con ella me siento feliz…..completo

    Saludos desde Chile

    1. Hola Bernardo, ¿pero tienes una relación con la actual madre de tu hijo entonces? ¿Si es una relación seria o están juntos solo por tu hijo? Para poderte ayudar mejor, espero tus comentarios. Pero anticipándome, te diré, que tu hijo es de los más importante en este mundo y ninguna relación te debería alejar de él.

  2. Muy cierto, uno siempre dice quisiera volver a ser niño para que no me preocupe esto o aquello, pero es nuestra decisión, hace poco publiqué un video en que estaban envueltos en regalo, el mismo personaje, su esposa, sus hijos, su comida, hasta su automóvil!!!…y pensé: que cierto es esto, hay tanto porque agradecer y por qué ser feliz!! Muy bueno.

  3. Si, es lo correcto, ser feliz es una decisión propia, el perder un hijo es una experiencia exageradamente triste, porque no es lo natural, y mucho menos como nos pasó, pero siempre que tengan adversidades, no importa cual, recuerden que hay un DIOS y que para los que creemos en ÉL todo es para bien. No es agradable perder a un hijo, es todo lo contrario, pero con el tiempo, tanto dolor y reflexiones, se llega a conclusiones tales como de que era lo mejor para él y para nosotros, el está con DIOS y con ÉL tiene vida eterna, no se perdió, se nos adelantó, nos queda a nosotros estar con DIOS y esperar el momento de partir a la eternidad y juntarnos con nuestro querido hijo de nuevo, y esto nos tiene que llenar de felicidad, no lo perdimos, aunque parezca contradictorio, se adelantó como dije antes, y tenemos la fe que en el futuro nos volveremos a encontrar, un beso a todos mis hijos, el que se fue y los que están con nosotros en la tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.