Todos moriremos

Desde afuera observo a la humanidad en una histeria como nunca la había visto. Claro que, siendo de donde soy, ya en mi corta vida he presenciado a las masas actuar. Qué peligrosas son las masas: actúan de una forma irracional e incontrolable, pero todo termina cuando la euforia se acaba.

He visto crisis en el pasado, pero talvez nunca he estado consciente de alguna en que nos hayamos metido voluntariamente (y esto me enoja). He despotricado a diestra y siniestra hasta cansarme. Simplemente me cansé. Después de mi enojo empecé a hacer lo que sé hacer mejor: intentar aprender de lo que estoy viviendo.

Ya aprendí del COVID-19 muchas cosas. Algunas las conocía y, aunque creía entenderlas, me di cuenta de que no las vivía. También me he percatado de muchas otras que desconocía.

Lo que más me trastorna es darme cuenta de que las personas parecieran no estar conscientes de que, al fin y al cabo, todos moriremos. El mundo está intentando huir de la muerte sin saber que nunca logrará escaparse de ella. Hay personas guardadas hoy en su casa que el primer día que salgan nuevamente al mundo solo lo harán para encontrase con lo inevitable y nunca más volverán. A muchos otros, mientras se guardan para no infectarse, lo inevitable los visitará allí mismo y no volverán nunca más a salir.

Sé que todos dicen estar conscientes de esto, pero no es así. Más parece que piensan que esto ciertamente les sucederá algún día, pero dentro de muchos años. Pobres, no saben que la vida no la tenemos comprada y que la muerte no discrimina. A ella no le importa tu color de piel, ni qué tanto dinero tengas y ni siquiera si eres bueno o malo. Ella tiene una tarea que cumplir y ciertamente la cumplirá.

Si quieres leer más al respecto, te recomiendo que puedas leer: Si hoy fuera tu último día, ¿morirías en paz?

¡Nos leemos!

Omar

3 comentarios de “Todos moriremos”

  1. Lo importante es estar preparados para la muerte, esto es haber recibido a Jesucristo como tu único Salvador, porque sí, de que llegará llegará y nadie sabe en que momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *