Lo que he aprendido del COVID-19 y de la humanidad

Aprendí que tenemos nuestras prioridades muy mal establecidas, que solo este año el hambre ha matado casi 15 veces más que el COVID19. Datos estadísticos de worldometers.info indican que más de 3 millones 880 mil personas han muerto a causa del hambre en lo que va de 2020, pero aun así el mundo entero está dispuesto a provocar más hambre con tal de frenar un virus que se ha llevado muchas menos vidas.

El virus no discrimina, mientras que el hambre no la padecemos todos. Culpamos de inconscientes a quienes “no consideran” a las personas mayores, pero no nos importa lo que les pase a los pobres. Hay un desplegado de recursos sin precedente a favor de contrarrestar el virus, pero esta misma noche muchas personas se acostarán sin haber cenado.

También aprendí que no hay que gastar saliva en el necio, pues desprecian hasta el más sabio consejo y se burlarán de ti.

Aprendí que hoy hay quienes sufren porque mientras pudieron no ahorraron. En la abundancia no apartaron, creyeron que nunca vendría el invierno. No es la primera vez, ni será la última. Mientras tengas, aparta porque pronto lo necesitarás.

Aprendí a vivir en paz, sabiendo que mis fuerzas de poco valen porque siempre una fuerza mayor delimitará los linderos del juego y a mí simplemente me tocará jugar con las nuevas reglas.

Por último, tú debes aprender algo que yo aprendí hace mucho tiempo, si es que todavía no lo vives. Es tan importante para mí este lema que iba en las invitaciones de mi boda y lo tengo pegado en la pared de mi comedor, para que nunca se me olvide:

¡Ánimo, pues! ¡Comamos y bebamos alegres, que Dios aprueba lo que hacemos! ¡Vistámonos bien y perfumémonos! Puesto que Dios nos ha dado una corta vida en este mundo, disfrutemos de cada momento con la mujer amada. ¡Disfrutemos cada día de esta vida sin sentido, pues sólo eso nos queda después de tanto trabajar! Y todo lo que podamos hacer, hagámoslo con alegría. Vamos camino a la tumba, y allá no hay trabajo ni planes, ni conocimiento ni sabiduría.

Eclesiastés 9:7-10 (TLA)

Si te gusto está lectura, te recomiendo que leas también: Aprende a disfrutar los momentos. Te hará sentir realizado.

¡Nos leemos!

Omar

9 comentarios de “Lo que he aprendido del COVID-19 y de la humanidad”

  1. Lamentablemente es muy cierto, las estadísticas están ahí, el hambre, si que discrimina, lo único seguro que tenemos seguros en la vida, es que vamos a morir.

  2. Aprendí que como la justicia, cada situación la comprenderás desde el lado que te toque vivirla …
    Aprendí, que es fácil estar equivocado para la razón de otras personas, pero que también es fácil comprender a otras personas cuando te pones sus zapatos …
    Aprendí que debes ser positivo, que debes declarar cosas buenas, y que debes confiar en las promesas del Padre …
    Aprendí que la verdad no es absoluta, absoluto solo Dios creador del Universo.
    Buenísima reflexión bro, felicitaciones !!!

  3. Excelente me gusto, ciertamente tenemos que aprender a vivir según la condición en que estemos pero lo principal es no perder La Paz .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *