Hay grandes líderes y algunos que son pésimos. ¿Cuál eres?

Tanto los grandes líderes y los pésimos tienen rasgos que los caracterizan y es muy importante para toda persona que este en una posición de liderazgo reconocer las mismas.  Si las conoces y logras identificar cuáles posees tú, serás capaz de seguir fortaleciendo las positivas e ir erradicando las negativas.

Lo primero que debes saber es que hay dos formas de Liderazgo.  El primero, y por mucho el más efectivo, es el Liderazgo por Consentimiento y la simpatía de quienes te siguen. El otro tipo es el Liderazgo por fuerza, en este no cuentas ni con el consentimiento, ni con la simpatía de tus “seguidores”.  El liderazgo por fuerza es insostenible, la gente nunca lo seguirá indefinidamente.

Todos aquellos que son de la vieja escuela de liderazgo por Fuerza, deben aprender sobre la cooperación o dejarán de ser líderes para volverse seguidores. No hay otra salida para ellos. El liderazgo por consentimiento de los seguidores es lo único que puede durar. Los hombres pueden seguir el liderazgo forzado temporalmente, pero no lo harán voluntariamente.

Entonces, ¿cuáles son los atributos principales de un líder? Los siguientes son los más importantes:

Atributos de los Grandes Líderes:
  1. Actitud inquebrantable. Nadie quiere ser liderado por alguien que carece de carácter, coraje y confianza en sí mismo.
  2. Auto-control. Quien no puede controlarse a sí mismo, nunca podrá controlar a los demás.
  3. Un sentido afilado de justicia. Sin un sentido de equidad y justicia, ningún líder puede mandar y retener el respeto de sus seguidores.
  4. Decisiones definitivas. Quien duda, muestra que no está seguro de sí mismo.
  5. Planes definitivos. Quien se maneja sin planes prácticos y definidos, es comparable a un barco sin timón. Tarde o temprano aterrizará en las rocas.
  6. Siempre da la milla extra. Una de las cargas del líder es que siempre hace más de lo que requieren sus seguidores.
  7. Personalidad agradable. Los seguidores no respetarán a un líder que no califica alto en todos los factores de una “personalidad agradable”.
  8. Simpatía y Comprensión. Debes entender a tus seguidores y sus problemas.
  9. Manejo magistral del detalle. El liderazgo exitoso requiere el dominio de los detalles de la posición del líder.
  10. Disposición de asumir la responsabilidad total. El líder exitoso debe estar dispuesto a asumir la responsabilidad de los errores y las deficiencias de sus seguidores. Si uno de sus seguidores comete un error y se muestra incompetente, el líder debe considerar que fue él quien falló.
  11. Cooperación. El liderazgo exige poder, y el poder requiere COOPERACIÓN.

Pero como bien sabrás, también hay líderes que son malos; y estos, como ya mencione, también comparten rasgos que los caracterizan. No te sientas decepcionado si tienes alguna de estas marcas, pero si toma consciencia y has un plan para eliminarlas de tu vida de forma inmediata.

Si tú estas bajo el liderazgo de alguien que tiene estas características, habla con esa persona, apóyalo a cambiar, tú debes ser el primer interesado de estar bajo el liderazgo de un buen líder; y si no cambia, al menos ya sabes que no tiene la voluntad de cambiar.

Porque es tan esencial saber lo que NO HAY QUE HACER como saber qué hacer, veamos ahora cuáles son las principales causas por las que un líder fracasa:
  1. Deslealtad. El líder que no es leal a su confianza, y a sus asociados, aquellos por encima de él, y los que están por debajo de él, no puede mantener su liderazgo por mucho tiempo. La deslealtad lo convierte a uno en algo menor que el polvo de la tierra. La falta de lealtad es una de las principales causas de fracaso en todos los ámbitos de la vida.
  2. Incapacidad de organizar. Ningún líder real está “demasiado ocupado” para hacer cualquier cosa que se le requiera en su capacidad de líder. Cuando un hombre, ya sea un líder o seguidor, admite que está “demasiado ocupado” para cambiar sus planes, o para prestar atención a cualquier emergencia real, admite su ineficacia. El líder exitoso debe ser el maestro de todos los detalles relacionados con su posición. Eso significa, por supuesto, que debe adquirir el hábito de delegar actividades a las personas adecuadas.
  3. Renuencia para dar un servicio con humildad. Los líderes verdaderamente grandes están dispuestos, cuando la ocasión lo exige, a realizar cualquier tipo de trabajo que le pedirían a otro que realizara. “El que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos” es una verdad que todos los líderes capaces observan y respetan.
  4. Expectativas de que sean compensados por lo que “saben” en lugar de que se les pague por lo que hacen con lo que saben. El mundo no paga a los hombres por lo que “saben”. Les paga por lo que HACEN, o induce a otros a hacer.
  5. Miedo a la competencia de los seguidores. El líder capaz entrena a su equipo a quienes puede delegar, a voluntad, cualquiera de los detalles de su posición. Solo de esta manera un líder puede multiplicarse y prepararse para estar en muchos lugares, y prestar atención a muchas cosas a la vez. Es una verdad eterna que los hombres ganan más por su CAPACIDAD DE LOGRAR QUE OTROS CUMPLAN, de lo que posiblemente podrían ganar por sus propios esfuerzos.
  6. Falta de imaginación. Sin imaginación, el líder es incapaz de enfrentar emergencias y de crear planes para guiar a su equipo de manera eficiente.
  7. Egoísmo. El líder realmente grande reclama ningún crédito. Él está contento de ver los honores, cuando hay alguno, ir a sus seguidores, porque él sabe que la mayoría de los hombres trabajará más duro para el reconocimiento y reconocimiento, del que lo harían por solo el dinero.
  8. Explosividad. Los seguidores no respetan a un líder explosivo.
  9. Énfasis en la “autoridad” del liderazgo. El líder eficiente se conduce alentando, y no tratando de infundir miedo en los corazones de sus seguidores. El líder que trata de impresionar a sus seguidores con su “autoridad” entra en la categoría de liderazgo a través de FUERZA. Si un líder es un LÍDER REAL, no tendrá necesidad de anunciar ese hecho, excepto por su conducta: su simpatía, comprensión, imparcialidad y una demostración de que conoce su trabajo.
  10. Énfasis en su título. El líder competente no requiere ningún “título” para ganarse el respeto de sus seguidores.

Estas son algunas de las causas más comunes de fracaso en el liderazgo. Cualquiera de estas fallas es suficiente para llevarte al fracaso. Estudia la lista cuidadosamente si aspiras a ser un líder real y asegúrate de estar libre de estas fallas.

Las puertas de la oficina del verdadero líder están abiertas a todos los que deseen ingresar, y sus dependencias de trabajo están libres de formalidad u ostentación.

Espero que esto te ayude a ser un mejor líder.  Si aún no estás en una posición de liderazgo, confía en mí, si dominas las características del líder y eliminas cualquier deficiencia de las que te expuse, no tardarás mucho en estar en una posición de liderazgo, el mundo sufre de la falta de líderes reales, tu tienes la oportunidad de ocupar estos puestos que todo el mundo busca que haya gente que los pueda llenar.

Espero que compartas esto con las personas que trabajas y con tus familiares y amigos, creo que es muy importante que todos aquellos con los que nos relacionamos puedan dominar.

¡Nos vemos pronto!

 

 

Esta lectura esta basada en gran parte por lo expuesto en el libro “Piense y hágase rico” de Napoleon Hill, el cuál te recomiendo fuertemente si te gusto lo que acabas de leer.

19 comentarios de “Hay grandes líderes y algunos que son pésimos. ¿Cuál eres?”

  1. Excelente todo buen lider primeramente es humilde para enseñar corregir alentar animar delegar y aprender de sus subalternos sin dejarcde preocuparse por el bienestar de ellos.bendiciones.

  2. Excelente articulo, considero que un buen líder debe notarse más en la adversidad, donde es necesario poner el pecho y provocar que el equipo no baje los brazos, para lograr las metas, me gustó, felicitaciones hijo

  3. Excelentes artículos los que han sido publicados, adelante Omar, sin temas importantes y muy sensibles en el día a día empresarial.

  4. Un buen líder siempre trabaja en equipo y comprende las habilidades y debilidades de vada uno de los miembros de su equipo, en todo caso reconoce que es el esfuerzo de todos el que logra el resultado, sin embargo el error más grande de los lideres es, que se cuelgan las medallas solo ellos y dejan de reconocer que sin su equipo nada es posible, el factor humano es el bien más valioso que posee un líder.

  5. Excelente articulo! Le agregaria que los buenos lideres saben delegar y rodearse de personas igual de capaces o mejores para llevara a cabo sus propósitos.
    Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *