Por los frutos que das te conocerán

Por los frutos que alguien genera lo puedes conocer.  ¿Un manzano puede dar higos? Claro que no.  Así mismo, una persona bondadosa, da bondad; una feliz, felicidad; una amorosa, amor.  ¿Qué frutos generas tú en tu vida?

Esto aplica para todas las áreas de tu vida.  Piensa en esto.  Imagina que tú tienes una finca y decides que quieres plantar árboles de aguacate.  Dime, ¿qué frutos deseas obtener? Muy obvio, ¿cierto?  ¿Por qué crees que en tu trabajo podría ser diferente?  Si tu jefe te tiene en una posición determinada es porque espera algo específico de ti. 

Si eres un padre de familia, debes dar frutos específicos como padre.  Por los frutos que tú generes podrás juzgarte.  Así también te puedes analizar como hijo, hermano, compañero, esposo, amigo, etc.

NO JUZGUES LAS APARIENCIAS, MEJOR HAZLO POR LOS FRUTOS.

dos manos completamente tatuadas con símbolos de alguna tribu

Muchas personas se dejan engañar por las apariencias que los demás transmiten.  Es por eso por lo que los hipócritas pueden engañar a tanta gente y hacer tanto daño.  Si tú te enfocarás menos en juzgar a alguien por lo que habla o aparenta y más por los frutos que entregan, te equivocarías menos en tus apreciaciones.

A mí siempre me intrigo la historia de Jesús, que dice que un día iba con hambre y se acerco a una higuera, pero no encontró más que hojas y entonces maldice a la higuera y le dice que nunca más vuelva a dar frutos y se seque.  Y está al instante se seca y muere.

Imagina.  Yo creo que no era la única higuera en el campo, Jesús se ha de haber acercado a ella porque ha de haber aparentado que tenía mucho fruto, ha de haber estado reverdeciendo, frondosa, pero al final estaba vacía.  ¿De que le sirve al mundo una higuera que no de higos?

Por eso, siempre que vayas a juzgar a alguien, antes de hacerlo, presta atención y por los frutos que tenga, decide.  Ahí esta la clave.  Verás si alguien es genuino o no, si puede hacer lo que dice que hace, si es la persona que dice ser.

¿CÓMO PUEDES GENERAR BUENOS FRUTOS?

dos manos entregando un símbolo de un corazón

Todos tenemos cosas que trabajar en nuestra vida.  No estás solo si estás pensando ahora que eres muy enojado, distraído, poco amoroso, impaciente, falto de dominio propio, y anota cualquier otra característica que creas que debes borrar de tu vida.

Pero ¿cómo cambiar esto? Cómo generar frutos de felicidad, diligencia, amor, paciencia, dominio propio, y anota cualquier otra característica que quisieras tener en tu vida. 

Todo empieza con qué siembras en tu corazón.  Recuerda que el fruto es simplemente resultado del árbol que sembraste en la tierra a través de una semilla.  De una simple semilla, nace el árbol que genera mucho fruto.  ¿Qué semillas estás sembrando en tu vida?

No dejes qué en tu corazón entre cualquier palabra, cualquier pensamiento.  Guárdalo.  Guárdalo, ante todo.  Deja que solo entren buenas semillas, porque de estás dependerán tus frutos.  Por los frutos que generes, sabrás que semillas dejaste entrar a tu vida.

Y cuándo una semilla mala entre, porque a todos nos pasa.  Por favor, no la alimentes.  ¿Alguien te hizo daño?  Deja de pensar en eso, olvida.  Si no olvidas, te vuelves en una buena tierra para esa mala semilla.  La nutres y crece y se transforma y cuando menos sientes estás generando frutos de rencor, enojo, de malos pensamientos.

Ante todas las cosas, guarda tu corazón.

LA MAYOR SATISFACCIÓN EN TU VIDA VIENE DE DAR TUS FRUTOS AL MUNDO

dos manos entregando una planta que nace de unas monedas a un niño

Todos buscamos un sentido de auto realización.  Muchas veces nos cuesta encontrarlo.  Todos buscamos reconocimiento, formar parte de un grupo.  Nada de esto es malo, ni mucho menos egoísta.  Esto es porque todos estamos diseñados para darle algo al mundo.

Si te quieres sentir realizado, encontrar tu propósito, sentirte reconocido.  Empieza a entregarle tus frutos al mundo.  Muchas personas los necesitan.  Tus buenos frutos.  Eres único, tienes algo especial que dar.  No seas como la higuera, muy bonita, pero vacía.

Ahí está el secreto de la prosperidad, de la auto realización, de la felicidad. ¡Da!  Muchos necesitan lo que tú tienes para dar.  Tú eres importante y vital para los que te rodean, tienes algo para aportarles para que su vida sea mejor.

¿Quieres saber qué puedes dar? Pon atención qué es lo que la gente busca de ti.  Jesús vio la higuera y fue por el higo.  ¿La gente que busca de ti? ¿Lo estás dando? ¿O te encuentran vacío al llegar a ti?

Un mensaje que te puede complementar bien es este: ¿Cómo encuentro el propósito de mi vida?

Qué piensas que hoy hagas un compromiso contigo mismo y solo permitas que en tu vida se siembren y germinen buenas semillas y empiezas a entregarle al mundo amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, lealtad, humildad y auto control.  Cómo sería la vida de recibir esto de los demás y de ser esto lo que entregas al mundo.

Recuerda, si tú eres una persona amorosa es simplemente imposible que le des odio a los demás.  Analiza que tienes sembrado en tu corazón. 

Espero que este mensaje sea de mucha ayuda para tu vida.  Espero sea muy útil para que te conozcas mejor a ti mismo y puedas conocer mejor a los demás por los frutos que entregan.

¡Nos leemos pronto!

Omar

11 comentarios de “Por los frutos que das te conocerán”

  1. Muy cierto debemos estar claros de q lo q nos contamina no es lo que entra por nuestra boca sino lo que sale de ella a travez de nuestras palabras q son el reflejo de com esta nuestro corazón. Bendiciones.

  2. Un mensaje muy necesario en nuestras vidas, es como resumirlo en lo que siembras cosecharás, pero es más alineado a complementar si siembras lo que la gente espera de ti, hay que irradiar positivismo y felicidad y eso mismo recibirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *