Debes hacer un plan para lograr tus sueños. Tener una meta no es lo mismo que tener un plan.

Tener metas y planes no es lo mismo.  Es por eso por lo que es tan importante hacer un plan.  La meta es adonde quieres llegar, el plan es el camino que te llevará a tu meta.  Si no sabes a donde vas, cualquier camino te llevará, si sabes adonde quieres ir y no conoces el camino, puede que nunca llegues. Por eso es tan importante que te pongas metas y que traces el camino de cómo las alcanzarás.  El camino es el plan.

Si te preguntas, ¿cómo hago para empezar con mi plan? No estás solo.  Uno piensa que uno no está preparado o que no ha aprendido como hacer un plan, cuando en realidad es mucho más fácil y lógico de lo que parece.  Para trazar tu camino, debes saber donde estás hoy, adonde quieres llegar y dibujar el camino que conecta estos dos puntos.

Conoce donde estás hoy.  Hazte una autoevaluación.  Ve mi mensaje ¿Alguna vez te has auto evaluado? ¿Sabes qué debes cambiar para ser mejor? si quieres saber que preguntas hacerte.  Debes saber tu posición actual. Debes saber que tienes y que no. Que habilidades tienes desarrolladas y cuáles aún debes trabajar.  El conocer dónde estás hoy te ayudará a saber en que te debes enfocar y donde trabajar.

 Yo tengo una frase: “NO se trabaja de ser millonario”.  Lo más común cuando tú le preguntas a un joven que quiere lograr de grande, es que te contesten algo como “Quiero tener mucho dinero”, pero yo hasta la fecha no conozco un trabajo donde lo que uno deba hacer es tener mucho dinero. Debes pensar en quien quieres ser, no en que quieres tener.

Pablo dice en 1Corintios 9:26: “Yo, por mi parte, no corro a ciegas ni peleo como si estuvieras dando golpes al aire.”  Si tienes claro a donde quieres llegar, sabrás hacia donde debes correr, sabrás las peleas que debes enfrentar, y también sabrás cuáles no.  Porque tendrás tus ojos puestos en la meta, no te distraerán los objetos brillantes. Ve mi mensaje ¿Tienes idea adónde vas? para que te ayude a poder fijar tu destino.

PARA EMPEZAR CON TU PLAN.  CONECTA LOS PUNTOS.

Dos personas planeando en papel lo que harán

Ahora, debes conectar los puntos.  Lo que tienes que hacer es partir tu meta en metas más pequeñas. Estás pequeñas metas dibujan el camino. También debes ponerte a pensar, ¿qué necesitas tener o desarrollar que hoy no tienes?  Sabes donde estás y adonde quieres llegar.  Ahora piensa en que herramientas o habilidades necesitas obtener.

Si tú tienes un empleo, y quieres tener un mejor puesto en tu trabajo o crecer.  Debes poder contestar las siguientes preguntas: ¿saben exactamente el puesto que deseas? ¿qué necesita saber o poder hacer alguien que ocupe ese puesto? ¿qué estás haciendo hoy para poder desarrollar esas habilidades o poder obtener esos conocimientos? Porque no nacen solos.

Hoy en día vivimos en una época que a inicio de año todos queremos ponernos en forma y me sirve como un buen ejemplo para que pueda explicarte lo que debes hacer para crear un plan efectivo. Si quieres perder peso, por ejemplo, una vez hayas decidido cuanto peso perderás, ¿sabes cuánto peso perderás cada semana?  Si no lo haces, muy difícil lo lograrás.

Si lo que quieres es empezar un proyecto o hacer crecer el que tienes.  ¿sabes que recursos necesitas para poder arrancar y mantener tu proyecto?  ¿Que conocimientos necesitas para hacer algo con excelencia? El que reflexiones en lo que necesitas para ir de donde estás hoy a donde quieres llegar, hace toda la diferencia.  Debes hacer un plan.

Regresemos ahora a lo que te mencionaba de que debes partir tu meta en metas más pequeñas.  Las metas pequeñas funcionan como hitos.  Si no sabes que es un hito, te lo explico.  Un hito son esas señales que ves en las carreteras que te indican en que kilómetro vas. Un hito es esencial para no perder el camino, así como para que sepas donde estás.

Los hitos te sirven para dos cosas.  Te ayudan a no perderte y te ayudan a medir la velocidad a la que vas.  El hito te va a indicar que tanto has avanzado, si a eso le sumas el tiempo que te has tardado para llegar a donde estás, te va a indicar a la velocidad que has ido avanzando.  Esto es crítico al hacer un plan, porque te dirá si vas bien o si necesitas hacer ajustes.

EL CAMINO CASI NUNCA ES PERFECTO.  NI TU PLAN LO SERÁ.

Un camino empedrado difícil de caminar.

Toma en cuenta que por más que hayas planificado y te hayas sentado a hacer tu tarea.  Siempre habrán imprevistos con los que tendrás que lidiar.  Cosas que no planeaste, pero la ventaja de tener un camino trazado es que aunque la vida haga que te desvíes temporalmente, sabes el camino que debes retomar para lograr tus objetivos.

Mide siempre tu velocidad.  Te ayuda a despertarte o inclusive a ajustar tus planes, tal vez fuiste muy agresivo, pero no significa que no lo estés logrando.  Puede que vayas en el camino, solo que vas más lento de lo que esperabas.  ¿hay algo que puedas hacer para acelerar el paso? O tal vez solo debes replantear el tiempo de tus metas.

Un verdadero plan se mide constantemente, diario, semanal, mensual.  NO debes estar viendo como te fue hasta diciembre.  Si lo haces así, lo más probable es que solo lo hagas para darte cuenta de que no lo lograste.  La Fe requiere acciones y si vas midiendo tu progreso, podrás irte dando sacudidas que te ayuden a no bajar la guardia y seguir accionando.

Por último, anota esto, no dejes de tomar nota e inclúyelo en tu plan.  Usa el método S.M.A.R.T para tus metas pequeñas.  Toda meta debe ser Específica, Medible, Alcanzable, Realista y con una Línea de Tiempo, o sea, debes saber cuando la alcanzarás.

Espero que esto te sea de gran utilidad para que alcances tus sueños.  Vamos, hay que comenzar a hacer un plan.

¡Nos leemos pronto!

Omar

7 comentarios de “Debes hacer un plan para lograr tus sueños. Tener una meta no es lo mismo que tener un plan.”

  1. Definitivamente sin planes o estrategias no se llega a más metas, los planes muestran el mejor camino a seguir y más acciones concretas que necesitas para llegar a la cúspide, pero también debemos de reconocer nuestras fortalezas y debilidades, solo con un examen a conciencia podemos definir si contamos o no con los clientes elementos para poder llegar a l meta, sino se deben de reconsiderar, de lo contrario irás en un bote de un solo remo,

    Excelente tema Omar, nos leemos luego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.