No aceptes miserias de la vida. Debes tener fe.

En la vida siempre tendrás dos caminos: puedes creer que obtendrás lo mejor, o por el contrario, dudar que eres merecedor de ello y creer que tu naturaleza en este mundo consiste en padecer y sufrir sin remedio. Elige tener fe.

En la historia de la humanidad hay muchas anécdotas de gente que creyó por lo imposible y lo obtuvo. Estos testimonios están en todas partes: la cura a una enfermedad, relaciones restauradas, prosperidad económica o situaciones donde algunos vieron a la muerte de frente pero se salvaron de milagro.

Los avances tecnológicos y el aumento del conocimiento han provocado que despreciemos este gran poder que yace en nosotros. ¡Vaya soberbia la de la humanidad! Creemos que porque ya entendemos un punto en el lienzo podemos explicar un cuadro infinito. Y, sobre todo, creemos que no existe todo lo que no podemos explicar o probar.

Sin importar la creencia de cada persona, esta es una realidad: somos como imanes que atraemos lo que pensamos. Entre más fuerte sea nuestra convicción, más fuerte será nuestro poder de atracción. A esto yo le llamo fe

El primer paso para alcanzar la abundancia es creer que la recibirás, sin dudar que la mereces; y el segundo paso consiste en estar dispuesto a sacrificar algo a cambio de recibirla. ¿Recibir algo a cambio de nada? ¡En la vida real no existe tal cosa! En Estados Unidos hay un dicho muy famoso que hace referencia a esto: There is no free lunch, que en español significa: “No hay almuerzo gratis”.

Muchas personas no aceptan todo lo que la vida tiene para darles porque simplemente no tienen fe. Lo cierto es que, ya sea que alcances tus metas o no, la diferencia empieza por lo que tú mismo decidas creer. Tú decides quién quieres que domine tu vida, si la fe o el miedo.

Muchos deciden no creer para no decepcionarse por si acaso no llegan a cumplir sus sueños, pero me pregunto cómo puede ser más fácil para ellos aceptar la miseria de entrada. ¿Cómo?

Si inicias cada día creyendo que obtendrás lo que deseas, ten la seguridad de que el universo confabulará a favor tuyo para otorgártelo. Sin embargo, para que esto ocurra no puedes darte el lujo de dudar, pues no solo la fe tiene poder para materializarse, también lo tienen la duda y el miedo.

Te reto a creer por un imposible. Ponte una meta tan alta que te sea imposible explicar cómo la alcanzaste y te puedas dar cuenta de que algo tan grande solamente pudo haber sido producto de la fe. Recuerda que lo primero que debes hacer para alcanzar tus sueños es creer que lo lograrás. Que Dios también los desea para ti.

Si te gusto está lectura, te invito también a que leas: Toma control de tu vida – Cree en ti.

¡Nos leemos!

Omar

7 comentarios de “No aceptes miserias de la vida. Debes tener fe.”

  1. Hola amigo! Muy interesante tema, realmente comparto tu opinión respecto a la FE, en necesario que la practiquemos siempre. La FE es como un jardín, la debemos cuidar, limpiar, si es necesario abonar y fumigar. Es importante cultivar nuestra FE todos días. Un fuerte abrazo! 🤗
    Saludos,
    Salo

  2. Excelente escrito, la FÉ se practica, la FE sin obras es obra muerta. Los invito a creer qué hay un ser omnipotente que nos ama, y que está dispuesto a concederte lo que deseas, si lo crees posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *